Hautes-Côtes Nuits

Con vistas a la costa de Gevrey-Chambertin hasta el Bois de Corton, las Hautes-Côtes de Nuits están llenas de belleza salvaje. Tienes que salir a explorar los pequeños pueblos ubicados en el borde de los bosques. La vid se apropia de todas las laderas bien expuestas y guarda con orgullo los secretos de sus cartas de nobleza heredadas de Vergy y la Abadía de Saint-Vivant. Veremos que los viticultores de la zona tienen un gran apego a su terroir y le transmiten un carácter especial y profundo a sus vinos.

Este viñedo se encuentra entre 300 y 400 metros sobre el nivel del mar. Las vides ocupan las laderas de los valles que inciden en las mesetas de piedra caliza jurásica, al oeste de “la costa”. El sustrato es idéntico al de la costa, pero las formaciones superficiales son muy delgadas, incluso inexistentes. Los suelos arcillosos-calizos son el resultado de la alteración de las calizas y la marga del sustrato.

Las uvas de la zona se denominan “las uvas de la esperanza”, ya que aunque muchos han renegado de su existencia, han salvado durante siglos muchas añadas difíciles. Los vinos siempre francos y fríos, con unos taninos muy agradables y con un cuerpo más bien medio.

Es una de las zonas donde los jóvenes viticultores están volviendo a valorar su terroir, bodegas casi abandonadas y parcelas maltratadas por los químicos son el resultado de muchos años de producciones masivas. Es ahora, cuando empezamos a encontrar proyectos realmente interesante y defensores fervientes de este terroir tan único.

Hautes-Côtes Nuits

Título

Ir a Arriba