Toscana Toscana-viña

Toscana está situada en el centro-norte de la república italiana, desde las laderas al oeste de los Apeninos hasta el mar Tirreno.

La historia de la viticultura en la Toscana se remonta a los asentamientos etruscos del siglo VIII a. C. Restos de ánforas procedentes de la región demuestran que el vino toscano fue exportado al sur de Italia y la Galia tan pronto como en siglo VII a. C. Para el siglo III a. C. ya había referencias literarias de escritores griegos sobre la calidad del vino toscano. Desde la caída del Imperio Romano y durante toda la Edad Media, los monasterios fueron los principales productores de vino de la región.

Toscana ha sido un claro ejemplo del cultivo promiscuo porque alcanza nuestros días. Esos paisajes con cipreses, olivos, árboles frutales y viña han dado la vuelta al mundo. La mezzadria ha sido una constante durante el siglo XIX y mitad del s. XX y sus diferentes sistemas de trabajar el terreno.

El terreno es bastante accidentado (sobre el 68% del total), progresando al interior hasta los Apeninos a lo largo de la frontera con Emilia-Romaña. Las colinas sirven para suavizar el calor del verano, estando muchos viñedos plantados en las zonas más altas de las colinas. Sus suelos son típicamente margas arcillo-calcáreas (alberese) y descompuestas (galestro).

La uva Sangiovese madura mejor cuando recibe más luz del sol directa, lo que es un beneficio de muchos viñedos de las colinas toscanas. La mayoría de los viñedos de la región están a una altitud de unos 150–500 m. La mayor elevación también incrementa la variación de temperatura diurna, ayudando a las uvas a mantener un equilibrio de azúcares y acidez, así como sus cualidades aromáticas.

¿Es posible que un paisaje variado y salvaje genere vinos variados y salvajes?

Italy-Tuscany-12x16-portrait.jpg

No products were found matching your selection.

Title

Go to Top